Barra menús

25.11.16

Proceso de trabajo de una ilustración infantil I

Este último mes y medio estoy impartiendo un Curso de Extensión Universitaria en la Universidad de Bellas Artes de Sevilla, Ilustración para publicaciones infantiles y esto me ha ayudado a ser consciente del gran proceso de trabajo que hay detrás de una ilustración.

No quiero decir que no fuera consciente antes, sino que explicándolo todo, materializas lo que a diario haces por inercia cuando te respaldan algunos años de experiencia.

Tampoco es bueno dejarte llevar por la inercia porque esto hace que tengas un sistema de trabajo muy similar y monótono y no te permita evolucionar y probar nuevas cosas.






Web del curso



Aprovecho para contaros que en Febrero empezará nuestro segundo curso de Extensión Universitaria: Ilustración técnica mixta, de lo manual a lo digital. Podéis consultar el temario y toda la información en la web


Hoy me gustaría hablaros del proceso de trabajo en una ilustración digital. Aunque será una introducción porque este tema abarca muchos aspectos.

Empezaremos hablando del texto, éste puede venir de un encargo o puede ser nuestro propio texto. Sea el caso que sea debemos leer en profundidad el texto las veces que sean necesarias.

En cierta ocasión le preguntaron a Billy Wilder si para ser director de cine hacía falta saber escribir. Su respuesta fue: 

“No, hay que saber leer”

Precisamente éste es el elemento decisivo: saber leer las historias, construir un discurso coherente sin la ayuda de las imágenes, solamente con palabras.

Y leer las historias, sobre todo si no se está acostumbrado a hacerlo con rigor y profesionalidad, es difícil.

Como os comentaba antes se puede dar el caso de que tengamos nuestro propio texto, con lo cual trabajaremos sobre una historia que hayamos concebido nosotros mismos y esto a priori, es más sencillo porque tendemos a concebir palabras e imágenes al mismo tiempo y ambos van de la mano.

Es posible que nos pase el texto una editorial y tengamos que colaborar con un autor o escritor. En la mayoría de los casos nuestro trabajo será independiente.

Y también puede ocurrir que busquemos textos de autores reconocidos. En este caso hay que prestar especial atención al año de defunción del autor, entre 50 y 70 años, dependiendo del país al que pertenezca. Si no encontraremos trabas a la hora de publicar el texto y nos veremos obligados a pagar derechos de autor.

Factores a tener en cuenta a la hora de buscar el texto a ilustrar:

• Que sean textos ricos en vocabulario y expresivos.

• Que tengan vocablos visuales. Imágenes de las que podamos sentir una empatía visual.

• No nos interesa tampoco un texto excesivamente descriptivo que no deje espacio al ilustrador para contar otra historia paralela. 

• Que hablen de mundos de los cuales nosotros también tengamos algo más que decir a través de nuestras ilustraciones.

Maurice Sendak decía: 
“ Encontrar en el texto algo que está ahí, y que ni siquiera el escritor lo sabe”.

Es en esta fase en la que se expresarán las personalidades y las preferencias de cada uno.


Debemos buscar en el texto algo oculto pero que está ahí, solamente hay que buscar el principio del ovillo y tirar del hilo, una idea llevará a otra e iniciaremos ese camino paralelo al cuento para completarlo.

Una vez leídos atentamente los textos, y releído el texto con el cual trabajar podemos empezar a sacar algunas ideas.

“La altura que alcanzan las ilustraciones de un texto,dependerá siempre de la calidad de las preguntas que el ilustrador se formule.” Pablo Amargo



Espero vuestros comentarios y las dudas que se os presentan cuando os enfrentáis al texto que vais a ilustrar.













No hay comentarios: